Gracias a esa parada, Dinamarca logró mantenerse con vida en Rusia y llegar a los cobros desde el punto de tiro penal para definir el clasificado a la siguiente ronda.

Subasic no se dejó intimidar por su rival y en el primer cobro de Dinamarca, ejecutado por Christian Eriksen, ya que puso sus manos y con complicidad del palo desvió la pelota.

El artículo continúa abajo

No obstante, Kasper Schmeichel iba a ratificar lo hecho durante el juego y, con sus pies, atajó el cobro de Milan Badelj manteniendo la serie empatada.

Nuevamente el arquero croata iba a ponerle presión al guardameta danés cuando tapó el cobro de Lasse Schone. Pero el ‘cancerbero’ del Leicester hizo lo propio y con sus manos evitó el gol de Josip Pivaric.

Sin embargo, la historia no tendría un final feliz para Schmichel, quien tuvo que ver como su rival le atajaba el cobro a Nicolai Jorgensen, y en su turno no pudo evitar el tanto de Iván Rakitic, sentenciando la eliminación de Dinamarca.

Dinamarca ahora deberá enfrentar al equipo anfitrión, el cual más temprano venció a España por la misma vía de los cobros desde el punto penal. En ese partido, el arquero ruso Igor Akinfeev  fue la gran figura al detener 2 disparos.