“Venimos en una condición especial, el equipo no bebe y no come (debido al Ramadán que se cumple del 16 de mayo al 14 de junio) y eso se sintió”, apuntó el estratega en la rueda de prensa posterior al encuentro con el que ambos equipos se foguearon para el Mundial.

Según Cúper, esta situación no hizo que sus dirigidos fueran inferiores al compromiso: “Lo manejamos y pudimos correr bastante bien, recuperar la pelota y pasar con velocidad al ataque”.

El artículo continúa abajo

También advirtió que se notó la ausencia su delantero estrella: “Nos faltó Salah (lesionado) y aún debemos encontrar un complemento en ataque”.

Finalmente, se mostró satisfecho con la presentación debido al nivel del oponente: “En Colombia hay muchísima calidad, juega muy bien. No es un rival fácil. Por eso estoy contento con lo que hemos hecho”.