Cuando interpretaba el título “Rock DJ” en el césped del estadio Luzhniki de Moscú, la estrella del pop británico mostró ostensiblemente su dedo corazón ante la cámara. Acababa de cantar la frase “I did this for free” (hice esto de forma gratuita), que no figura en las palabras originales de la canción.

Robbie Williams no se explicó por su gesto, que muchos interpretaron como una réplica a las críticas que le habían reprochado haber aceptado cantar en Rusia.

“En la medida que la retransmisión era en directo, no sabíamos lo que ocurriría durante el espectáculo de Robbie Williams y pedimos disculpas”, declaró la cadena en una reacción transmitida a la AFP.

Fox Sports, que retransmite en exclusividad el Mundial en Estados Unidos, indicó que la ceremonia había sido producida por un tercero y no por la propia cadena. Por ello señaló que no pudo ocultar el gesto de Robbie Williams ya que no producía las imágenes y solo era difusor.

El artículo continúa abajo

El grupo Fox pagó más de 400 millones de dólares por los derechos de difusión en Estados Unidos por los Mundiales de 2018 y 2022, que comparte con Telemundo (grupo Comcast), que desembolsó unos 600 millones de dólares.