Desde muy temprano, Perú quiso hacerse dueño del dominio del balón y encontró grandes opciones. Yotún, Tapia y Carrillo generaron las mejores jugadas pero se encontraron con las manos de Schmeichel, que evitaron la caída de su pórtico.

No obstante, con el paso del juego Dinamarca se acomodó en el campo y aprovechó los espacios que dejaron los peruanos acercándose al arco de Gallese, no obstante, la defensa ‘inca’ se mostró impenetrable razón por la que se mantuvo el marcador 0-0.

El artículo continúa abajo

Farfán, que no había tenido mucho protagonismo en el encuentro, apareció al minuto 28 con un gran remate que, parecía, iba a directo al fondo de la red, pero una pierna danesa se cruzó en el camino, y mandó el esférico al tiro de esquina.

A partir de ese momento, el partido se volvió de ida y vuelta, e incluso, Perú le prestó por momentos la pelota a los daneses.

Eso provocó que Dinamarca logrará un tiro libre al borde del área que pegó en la barrera, el rebote quedó al Schone y, tras un remate de media distancia, casi abre el marcador. No obstante, las manos del arquero peruano lo impidieron.

Al borde del final del primer tiempo, Perú llegó con una gran jugada colectiva. Cuando Cueva se preparaba para rematar cayó dentro del área razón por la que pidió el VAR. Tras la verificación, el árbitro concedió pero él mismo Cueva lo botó.

Para el complemento, Perú quiso volver a imponer condiciones, pero se encontró con una Dinamarca confiada que no se replegó y que buscó el arco rival.

Incluso, generó más opciones en 8 minutos, de las que generó el primer tiempo. No obstante, los ‘incas’ también tuvo oportunidad de desequilibrar el marcador pero Farfán no logró concretar.

Perú se ingenió una gran jugada colectiva, en la que Cueva entró al área, logró esquivar los defensores e hizo una asistencia que terminó por fuera de la cancha.

Minutos después, Dinamarca creó un contragolpe que Poulsen logró convertir en gol. Inmediatamente, Ricardo Gareca metió a Paolo Guerrero.

Con la ‘estrella inca‘ en cancha, los peruanos inclinaron el campo de juego a su favor, pero la falta de definición impidió que lograran igualar el marcador.

Guerrero, Farfán Carrillo pusieron a temblar el arco de Schmeichel, en más de una ocasión,  pero el arquero, que además de sus manos, dejó su piel en la cancha, logró mantener el arco en 0.

Lo propio hizo el arquero peruano, cuando a  5 minutos para el final, Dinamarca tuvo una gran opción de sentenciar el marcador 2-0, pero con su pecho le cerró el ángulo de tiro, impidiendo la anotación de los daneses.

Los hombres de Ricardo Gareca volverán a la cancha ante una de las selecciones favoritas al título: Francia, mientras que Dinamarca enfrentará a Australia.