El técnico del equipo canalero afirmó no estar satisfecho con la derrota de su equipo por goleada 3-0 ante Bélgica en su debut histórico en un Mundial, pero reconoció que la distancia entre el fútbol de ambos países es mucho más profunda.

“La diferencia de Bélgica y Panamá en fútbol es más de tres goles”, valoró el veterano técnico colombiano desde la sala de prensa del Estadio Olímpico de Sochi, sede del partido por el Grupo G.

“Es un resultado que no puede ser positivo porque se pierde, pero no es tan abultado como se pensaba, si se tiene en cuenta la diferencia con la historia del equipo belga, los Mundiales en los que han estado”, añadió, resaltando el compromiso de su equipo en un día histórico.

Abrazada por una numerosa y colorida hinchada, la debutante Panamá sorprendió a Bélgica con una férrea defensa que le permitió irse sin goles al descanso.

El artículo continúa abajo

“Por momentos fuimos parejos en la cancha. Es un buen trabajo con un resultado que cualquiera consideraba que podía ser 7-0 y que es 3-0, aunque a nadie le gusta perder”, valoró el experimentado entrenador que este lunes arrancaba su tercera Copa como técnico, tras las experiencias de Francia-1998 al frente de Colombia y con Ecuador en Corea del Sur y Japón-2002.

Pese a ser un viejo conocido de los Mundiales, ‘Bolillo’ afirmó haber sentido la misma emoción de la primera vez ante el estreno de esta pequeña nación de cuatro millones de habitantes, que se volcó con su equipo.

“Son emociones muy fuertes. Es mi quinto Mundial (disputó dos como asistente técnico con Colombia, 1990 y 1994) y me sentí con sensaciones como si fuera el primero. Con nervios, alegría, ansiedad…”, afirmó antes de reconocer que no había conseguido dormir.

La goleada ante Bélgica deja a Panamá en una situación muy delicada, ya que su próximo partido en el apretado Grupo G será ante la difícil Inglaterra el próximo domingo.