Y es que los 5 tantos del 3-2 definitivo a favor de los belgas fueron marcados durante el segundo tiempo, que empezó con los 2 goles de los japoneses en menos de 5 minutos. Luego, en algo más de 20 minutos, y a punta de empuje, los belgas lograron romper la resistencia nipona en 3 ocasiones para llevarse el triunfo.

La reacción de los belgas fue memorable ya que, según el estadígrafo español Mister Chip, nunca antes en la historia de la Copa del Mundo había ocurrido que un equipo terminara perdiendo luego de tener 2 goles de ventaja a falta de 22 minutos para acabarse el partido (sin alargue).

Lo más cercano a eso, dice Mister Chip, ocurrió en el partido entre Inglaterra y Alemania, en el Mundial de México 1970. El juego lo ganaban los británicos 2-0 al minuto 68, pero los germanos los igualaron con tantos al minuto 69 y 82. Luego, el ‘torpedo’ Gerd Müller les dio la victoria a los teutones en el alargue.

El artículo continúa abajo

Pero no es el único dato curioso: Marouane Fellaini y Nacer Chadli, autores de 2 de los goles que les dieron la victoria a los belgas, empezaron el partido en la banca. Así, este es el primer partido en toda la historia de los mundiales en el que 2 jugadores suplentes anotan.

Además, la remontada es una verdadera superación para Bélgica, que no lograba reponerse estando abajo en el marcador por 2 goles desde el mundial desde Suiza 1954, cuando logró empatar con Inglaterra a 4 goles en la fase de grupos.

Ahora, los ‘diablos rojos’ chocarán en los cuartos de final con Brasil, que más temprano derrotó 2-0 y sin muchos contratiempos a México, dirigida por el colombiano Juan Carlos Osorio.