Los elevados precios por los que se puede adquirir una boleta para el partido de este martes en Moscú fue denunciada por Noticias Caracol. De acuerdo con lo expuesto por el informativo, la policía rusa no hace mayor cosa por detener esta práctica y eso hace que los revendedores se sientan como ‘peces en el agua’ para cobrar lo que quieran.

Por una entrada para el partido de octavos de final entre Colombia e Inglaterra los revendedores cobran entre 500 y 1.000 dólares, es decir, entre 1.5 y 3 millones de pesos.

Noticias Caracol abordó a un revendedor para preguntarle por el precio de una entrada. Este aseguró que por una boleta que costaba 185 dólares pedía 500 dólares a la hora de revenderla.

La reventa está en furor ya que el partido está cerca de llevarse a cabo y tal es la demanda que los revendedores se ubican, descaradamente, frente al punto de la Fifa en Moscú al que los aficionados que compraron sus boletas desde hace tiempo pueden ir a reclamarlas.

El artículo continúa abajo

Un colombiano consultado por el noticiero se quejó de que las autoridades locales no hacen mucho por detener la reventa. “Ayer les expresábamos (a los policías) que estaban revendiendo, en inglés, en ruso y no hacían nada. Ellos conocen la situación pero no hacen nada”, comentó el hombre.