Según el preacuerdo entre Ronaldo y el abogado del Estado, que todavía debe ser aceptado por el fisco, la pena incluye 2 años de cárcel, pero se salvaría de ella porque en España las condenas por ese tiempo o menores no suelen aplicarse.

Fuentes fiscales informaron que el futbolista del Real Madrid presentó hace unas semanas una propuesta a la Fiscalía que esta respondió con una contrapropuesta, que ha sido finalmente aceptada por los abogados de la estrella portuguesa.

El acuerdo está ahora pendiente la Agencia Tributaria, que fue el organismo que denunció a Ronaldo. Si Hacienda no acepta los términos planteados por el futbolista y la Fiscalía, dicho acuerdo no servirá para nada, subrayan esas fuentes.

El artículo continúa abajo

El jugador portugués reconoce así 4 delitos fiscales por los que acepta una pena total de 2 años de prisión, seis meses por cada delito, pero el jugador confía en que la condena penal sea sustituida por otra multa.

La cuestión es que Hacienda no quiere esa sustitución, es decir, desea que sea condenado a 2 años de prisión, de modo que, aunque no entre a la cárcel porque la condena se suspenda, cuente con antecedentes y no pueda reincidir en ese tiempo.

De lo contrario, afirman las fuentes, la Agencia Tributaria recurriría a la vía administrativa (en lugar de la penal) y reclamaría una multa mucho mayor.

Con todo ello, el acuerdo de Cristiano Ronaldo y Fiscalía es únicamente verbal, es decir, falta rubricarlo por escrito en el caso de que se concrete la otra negociación que el jugador mantiene con la Abogacía del Estado, que representa a la Agencia Tributaria.

Del futuro de este acuerdo depende en gran medida el alcanzado también con la Fiscalía, pues si Hacienda se niega a aceptarlo difícilmente el Ministerio Público continuaría adelante con su acuerdo, habida cuenta de que ambos son muy similares, añaden las fuentes.

El Ministerio Fiscal acusa a Cristiano Ronaldo de cuatro delitos contra la Hacienda Pública cometidos entre 2011 y 2014 y que suponen un fraude tributario de 14.768.897 euros. Las cuotas supuestamente defraudadas son de 1,39 millones en 2011, 1,66 en 2012, 3,20 en 2013 y de 8,5 en 2014.

No obstante, el nuevo acuerdo con la Fiscalía rebajan el fraude de 14,7 a 5,7 millones de euros, si bien el futbolista deberá pagar casi 19 millones entre intereses y multas.

Una vez firmados sendos acuerdos de conformidad con la Fiscalía por un lado y con la Agencia tributaria por otro, se trasladarán al Juzgado de Instrucción número 4 de Pozuelo de Alarcón (Madrid), donde el internacional portugués declaró como investigado hace casi un año, el 31 de julio.

En aquella ocasión, el jugador del Real Madrid afirmó: “La Hacienda española conoce en detalle todos mis ingresos, porque se los hemos entregado; jamás he ocultado nada ni he tenido intención de evadir impuestos”.