Por eso, los ‘manitos’ que fueron al estadio de Rostov del Don para ver el triunfo de su selección por 2-1 quisieron tener un detalle con el entrenador, que fue muy criticado antes del campeonato, y le cantaron una barra con el ritmo de la canción ‘Seven Nation Army’, de The White Stripes, así:

La adhesión de la hinchada mexicana al estratega risaraldense parecía improbable hace apenas unas semanas, cuando desde todos lados le llovían las críticas, entre otras cosas, por su famoso método de rotación.

Sin embargo, luego de la sorpresiva victoria ante Alemania, los mexicanos lamentaron el rechazo que le habían mostrado a Juan Carlos Osorio y lo que en otro momento fueron injurias se convirtieron, en 90 minutos, en alabanzas, agradecimientos y peticiones de perdón.

El artículo continúa abajo

Hasta el exdelantero estrella de la selección mexicana Hugo Sánchez, uno de los más duros críticos de la labor del colombiano con los ‘manitos’, tuvo que reconocer el brillante planteamiento que usó para derrotar a ‘Die Mannschaft’.

Ahora, México tiene la oportunidad de cerrar la fase de grupos como líder de su cuadrangular en el último partido de la primera fase, que disputará la próxima semana ante Suecia.