Se trata de una serie de testimonios de la revista Semana, que pretende destacar a esos hinchas que consiguieron viajar a la Copa del Mundo sin quebrarse en el intento, después de que les habían dicho que asistir a Rusia no les costaría menos de 30 millones de pesos.

En medio de sus relatos compartieron algunos ‘tips’ de cómo gastar menos durante la travesía mundialista.

  • Arme su propia ruta: Utilice aerolíneas de bajo costo para moverse por Europa hasta llegar a Rusia, donde es clave moverse por tren, además de aplicaciones tipo Airbnb para hospedarse. Esto le permitió a Ricardo Vargas, un aficionado entrevistado por Semana, reducir un 60% del presupuesto de 40 millones de pesos por cabeza que le habían dicho que costaba el sueño de asistir a la Copa.
  • Aproveche sus millas: En el caso de Carlos Gómez le significaron un “descuento increíble” para poder llegar hasta Madrid. Ya estando en el Viejo Continente, el hombre dice que llega a Rusia “en lechero”, mientras que en la sede del Mundial logró cupo gratuito en trenes gracias a su identificación de fanático que se obtiene con las boletas de los partidos.

El artículo continúa abajo

  • Vea el partido y váyase a un pueblito: Es lo que tienen planeado Nancy y Vladimir para el encuentro del debut de Colombia ante Japón en Saransk, donde saldría carísimo (por unos mil dólares) una habitación para hospedarse. Por eso, después del encuentro saldrán para un pueblo cercano como Penza o Ulyanovsky, donde la cifra se reduciría a unos 50 o 100 dólares.
  • Reafirmar lazos: Es el caso de Róbinson Rentería, quien encontró en el Mundial la ocasión perfecta para visitar a su cuñado bielorruso. Relata que llegará al Rusia después de 7 vuelos que incluyen paradas en Estados Unidos, España, Francia, Bélgica, y desde luego Bielorrusia hasta llegar al país de la Copa.

Mientras el portal Finanzas Personales decía que apoyar a la Selección Colombia en el certamen costaba unos 13 millones 400 mil pesos, incluidos tiquetes y estadía, los entrevistados por Semana señalan que se van al Mundial tras gastar entre 10 y 12 millones de pesos, con lo que alcanzan su objetivo de ahorro.

El medio económico agregaba que avanzar como primero de grupo le resultaría mucho más barato al colombiano que pasar a octavos en el segundo puesto, ya que en el primer caso se añadirían al presupuesto casi 800 mil pesos, mientras que en el otro las cuentas se incrementarían cerca de un millón 800.