Mister Chip recordó que, a pesar de que Inglaterra llegó a estar entre los 4 mejores equipos del torneo, lo hizo con 3 derrotas encima e igual número de victorias ante equipos relativamente débiles como Panamá, Túnez (ambos en primera ronda) y Suecia (en cuartos de final).

El artículo continúa abajo

Para darle a Inglaterra su rótulo de “peor semifinalista”, Mister Chip hace un matiz: solo cuenta lo que él denomina los semifinalistas “legales”, por lo que no cuenta lo sucedido en Corea-Japón 2002, donde hubo varios cuestionamientos y escándalos por la actuación de algunos árbitros para favorecer a equipos que avanzaron a rondas definitivas.

A eso hay que agregarle el hecho de que Harry Kane es, también probablemente, el goleador de un Mundial más intrascendente de los últimos años: de los 6 goles que anotó en el torneo, 3 fueron de penalti y 5 fueron en la fase de grupos (en los partidos contra Túnez y en la goleada a Panamá). En fases de eliminación directa, sólo apareció para marcarle -de penal- a Colombia en octavos de final.

Con su desempeño en este Mundial, Inglaterra iguala a las selecciones de Yugoslavia en 1962, Uruguay en 1970, Bélgica en 1986 y Bulgaria en 1994: todos esos equipos fueron semifinalistas luego de perder 3 partidos en el torneo. Es decir, equipos que llegan muy lejos en el Mundial, pero que no brillan ni complacen en el terreno de juego.