La situación está así: hay un empate en el primer lugar entre Japón y Senegal, con idéntica diferencia de gol, pues ambos ganaron por marcador 2-1, y cada una con 3 puntos.

Detrás están Colombia y Polonia, también en idénticas condiciones, con cero puntos y gol diferencia de menos uno.

Y estas son las cuentas que debe hacer Colombia para pasar a segunda ronda:

Escenario 1: si Colombia gana los 2 partidos restantes (por cualquier marcador), depende de sí misma y pasa.

Escenario 2: si Colombia empata ante Polonia este domingo (segundo partido) y Japón y Senegal también igualan, en la última fecha Colombia quedaría ‘viva’, pero solo le serviría ganar (hay que tener mejor diferencia de gol que Polonia, en caso de que esta le gane a Japón).

El artículo continúa abajo

Escenario 3: si en el partido del domingo Colombia empata y hay ganador entre Japón y Senegal, los cafeteros estarían obligados a derrotar a Senegal en la última fecha por una diferencia de goles superior a la de Polonia, en caso de que los europeos le ganen a Japón en el último partido.

Escenario 4: si Colombia pierde ante Polonia en su segundo partido y hay empate entre Senegal y Japón, la Selección quedará eliminada, por lo tanto necesita que Japón venza a los africanos y en la última fecha, que Colombia supere por amplio margen a Senegal y esperar que Japón le gane a Polonia.

Escenario 5: si Colombia pierde contra Polonia y Senegal gana el domingo, la Selección cafetera queda eliminada.