Sobre los 74 minutos, tras un cobro de esquina, el defensor del Barcelona se impuso a su marcador y batió al portero senegalés, que previamente había mostrado su inseguridad:

Las cosas desde el principio fueron muy difíciles para Colombia. Sobre 16 minutos fue sancionada una acción como tiro penal para Senegal por supuesta falta de Dávinson Sánchez a Sadio Mané; sin embargo, tras analizar la jugada con el videoarbitraje, el juez central desistió de la decisión.

Las opciones más claras de Colombia en el primer tiempo fueron un tiro libre cobrado por Juan Fernando Quintero, que despejó bien el arquero Ndiaye, y un cabezazo de Falcao García en fuera de lugar; de resto, la Tricolor no encontró salida en un partido de espacios muy cerrados.

El artículo continúa abajo

Como ante Japón, los cafeteros volvieron  a lucir deslúcidos, sin ideas, y con gran falta de generación de juego, lo que se vio agravado con la salida de James Rodríguez, quien sufrió molestas y fue sustituido a la media hora de juego.

El errático juego colombiano se mantuvo en la segunda parte, siendo Luis Fernando Muriel el que trató de reavivar el ataque con peligrosos remates.

En medio de esa presión, llegó el tanto con que Colombia se clasifica a la segunda ronda como primera de su grupo, ayudada de la victoria de Polonia (1-0) sobre Japón. Luego David Ospina, con sus atajadas, se encargó de conservar la ventaja.

Colombia finaliza la fase de grupos como ganador de la zona H con 6 puntos, acompañado de Japón. Ahora espera rival entre Inglaterra y Bélgica, que definirán su posición en el Grupo G al final de este jueves.

Aquí, las formaciones que saltaron a la cancha en el Samara Arena: