El dirigente deportivo necesita una cirugía y el hospital donde está internado en Moscú le está pidiendo un depósito, pero desde el momento del accidente no ha obtenido respuesta. Así lo contó en Blu Radio:

“La dificultad está en que tengo una póliza de Assist Card, y no ha querido cubrir los gastos que pide aquí el hospital de Moscú. Estuve hablando con el médico y se requiere hacer mi operación, y si Assist Card no me la cubre, tendré que cubrirla de mi propio peculio. El hospital pide 14.000 euros de depósito [47’755.601 pesos colombianos] y eso es lo que tiene que cubrir Assist Card y decir que se compromete a pagar eso. La cirugía puede valer mucho menos pero ellos quieren eso de depósito”.

Ferreira agregó que en Colombia tiene contratados otros seguros con esta aseguradora y están evaluando si se puede unir todos los seguros que él tiene con Assist Card porque tiene varias tarjetas, seguros de vida y seguro médico con esta compañía; agregó que se lo pidieron pero están a la espera de una respuesta.

La esposa del directivo, Mónica Toro, también contó que tuvieron problemas para la primera atención porque ni los paramédicos de la ambulancia ni los agentes de la Policía rusa hablaban inglés; pero Ferreira agradeció que la Federación Colombiana de Fútbol haya proporcionado una traductora para facilitar las diligencias médicas.

El artículo continúa abajo

Ferreira señaló también que tiene “máximo siete días” para hacer la cirugía y si no la puede hacer en Rusia, deberá conseguir vuelos de último momento para su regreso al país.

Entre tanto, el presidente del club de Barrancabermeja agregó en la emisora que también han tenido inconvenientes con la agencia de turismo Moscú Tours a la que contactó desde hace cerca de cuatro meses para preparar el viaje de su familia a Rusia:

“Nosotros íbamos a estar en San Petersburgo con la misma guía pero una vez ocurrió el accidente ellos apagaron celulares, no responden, no sabemos nada”.

Pero no solo eso, en medio de la confusión del accidente y el traslado, él y su esposa perdieron los pasaportes de sus hijos, un bebé de 20 meses y una niña de cinco años, y los FAN ID que les facilita su estancia en Rusia. Ferreira dijo que se quedaron en el vehículo que habían contratado para el tour y que se comunicaron con la agencia para que se los llevaran, pero “no los quieren devolver”.

Puntualizó: “Tienen los celulares apagados, por WhatsApp nos bloquearon y no podemos contactarlos”.

Pulzo se contactó con la agencia que maneja la cuenta de Assist Card para buscar una respuesta a las denuncias de Ferreira, pero hasta el momento no han entregado su versión.