“No acertamos con los pases y perdimos balones de una forma no vista antes. Jugamos con pases cortos y eso hizo posible que nuestro rival nos quitara el balón con facilidad. No estuvimos concentrados”, dijo Löw en la rueda de prensa posterior al encuentro en el que México se impuso por 0-1 a la campeona del mundo.

El seleccionador alemán subrayó que su equipo jugó “mal en el primer tiempo”, pero se repuso y lo hizo mucho mejor en el segundo, cuando tuvo oportunidades de empatar, pese a que México siguió llegando a su área en peligrosos contragolpes.

“Estamos decepcionados, perdimos el primer partido y es algo anormal para nosotros. No jugamos como acostumbramos, al ataque, con pases rápidos. Hay que aprender la lección y hacerlo mejor en los siguientes partidos”, afirmó.

El artículo continúa abajo

Löw alabó al conjunto de Juan Carlos Osorio y criticó a los suyos por dejar espacios a un equipo que destaca precisamente por su velocidad y sus contragolpes.

México ha sido un equipo fuerte en los últimos dos años. Tienen un buen contragolpe y transitan muy bien de la defensa al ataque. Lo llevan demostrando dos años que son grandes expertos en tener el balón. Tienen a jugadores muy rápidos y aprovechan muy bien los espacios“, definió el técnico alemán al rival.