Los vestidos más emblemáticos de la estrella del cine pertenecen a David Gainsborough-Roberts, quien tiene la colección más grande que se conozca de la actriz. Cuenta no solo con los vestidos, sino también con joyas, objetos personales, fotografías y posters de las diferentes películas, según CNN en español.

La casa de subastas que estará a cargo del evento es Julien’s Actions, de los Ángeles, California.

Según dicha casa de subastas, “es indudablemente el archivo más importante de objetos personales y profesionales de Marilyn Monroe que ha impactado al mercado de coleccionistas desde hace décadas”.

Dentro de los vestidos se encuentra el traje de coctel negro y lentejuelas que la actriz llevo en “Some Like It Hot”, conocida también como “Una eva y dos Adanes” (1959) valorado, según Infobae, en US$ 400.000.

Además incluye el vestido largo satinado que utilizó en la comedia “There’s No Business Like Show Business” o “El mundo de la fantasía” (1954), el cual podría ser vendido por US$ 200.000, de acuerdo con el mismo medio.