De acuerdo a medios locales, el intérprete estadounidense se declaró culpable de acoso en segundo grado en un tribunal de Manhattan, donde acordó asistir al curso y pagar una multa de 120 dólares. Está citado de nuevo el 27 de marzo.

El incidente ocurrió en noviembre en el barrio de Greenwich Village, donde reside Baldwin, que fue detenido tras presuntamente pegar un puñetazo a un conductor que ocupó la plaza de aparcamiento que le estaba guardando un familiar.

El conocido imitador del presidente Donald Trump (‘Saturday Night Live’) increpó al conductor, identificado como Wojciech Cieszkowski, de 49 años, y le lanzó un puñetazo tan pronto como salió del vehículo, dijeron entonces testigos al diario Daily News.

El artículo continúa abajo

Baldwin fue acusado de agresión y hostigamiento pero negó que hubiera agredido a Cieszkowski. Sus abogados resaltaron que se declaró culpable de una infracción, no de un crimen.

Otros cargos más graves que se le habían imputado, como intento de agresión, fueron retirados.

Según documentos judiciales citados por el canal ABC 7, Baldwin admitió haber empujado a Cieszkowski, y sus abogados señalaron que las pruebas de video refutan que lo golpeó, como aseguraba Cieszkowski.

Las pruebas fueron revisadas por la Fiscalía de Manhattan, que habló con varios testigos y ofreció al actor declararse culpable de acoso en segundo grado a cambio de la libertad condicional y la asistencia a un programa de gestión de la ira.

El conductor dijo a la Policía que el actor lo había golpeado y tras el incidente fue llevado a un hospital, aquejado de dolor en la mandíbula y con un enrojecimiento en el cuello, recogieron los medios.

Baldwin acudió al tribunal neoyorquino este miércoles a primera hora, con semblante serio y abrigado para el frío con una chaqueta y una bufanda de color negro, así como unas gafas de montura gruesa.