En un video, que fue enviado por grupos de WhatsApp y difundido por CityTv, el funcionario imposta su voz para simular que habla como árabe y viste lo que parece ser un turbante. Gran parte de las palabras que pronuncia son ininteligibles pero sí se entienden algunas claves como “Vargas Lleras” y “presidente”.

Además, Fiorillo Zapata lanza una amenaza, que naturalmente no cumpliría, pero que pudo asustar a algunas personas:

“Porque el que no vote por él me auto inmolo y ‘pum’ meteré bomba; pero todos tenemos que votar por esa presidencia, estoy comprometido con la causa”.

En los chats y audios, el contralor también pide fotos como evidencia de las actividades que están adelantando, aparentemente en favor de la candidatura de Vargas Lleras, y envía mensajes como: “¿Dónde están? ¿Qué tarea están desarrollando? Mándenla aquí o al interno. Pídanle a cada halcón un video, que el mismo se lo haga y se lo mande a cada coordinadora”.

El artículo continúa abajo

En el adelanto de la indagación preliminar, el Ministerio Público le pidió a la Contraloría de Barranquilla “el listado de personal de planta y los contratistas que prestan sus servicios profesionales a esa entidad” para escuchar la declaración jurada de varios de ellos.

El funcionario, encargado del organismo del control fiscal en la ciudad, también es señalado de haberle pagado a mujeres en bikini para que entregaran publicidad en Santa Marta a favor de Vargas Lleras.

“Fiorillo hace parte del grupo político de los Char. De hecho, en la primera administración de Alejandro Char fue inspector de Policía. Fuentes cercanas al contralor aseguran que en el grupo político lo consideran ‘un peón fiel al movimiento’ y que ahora piensa aspirar a ser el contralor en el departamento del Atlántico”, aseguró El Tiempo.