Los expertos advirtieron que “una piedra no hace ese tipo de daño”, y que será el peritaje de la Fiscalía el que determine exactamente el tipo de proyectil, según dijeron en la W.

Esta versión coincide con el relato del actor Gregorio Pernía, que integra la campaña de Petro y estaba con él en el vehículo cuando se presentó el atentado, que afirmó en Blu Radio que “a Petro no lo mataron porque no se bajó de la camioneta”.

Pernía agregó: “Para mí fue un impacto. Fue un balazo. Una piedra saca una esquirla y el diámetro fue de al menos 30 centímetros”.

La versión inicial de los disparos la informó el concejal de Bogotá Hollman Morris, que también estaba en el carro, y que fue desmentida por el mismo precandidato en Twitter.

El artículo continúa abajo

Ante esto, Pernía señaló que el candidato presidencial se aceleró al decir que había sido una piedra, algo que, según el artista, lo hizo para no crear caos y no armar un escándalo. Sin embargo, se desconoce si era Petro el que manejaba su cuenta de Twitter o fue su ‘community manager’.

Adicionalmente, los integrantes de la campaña afirmaron que “la seguridad de Gustavo Petro ofrecida por la Policía en su desplazamiento no fue confiable y eficaz, porque pudieron llegar proyectiles al carro y rompieron vidrios de la ventana izquierda trasera, detrás del conductor. 4 daños en vidrio, de la misma naturaleza con apariencia de disparo de fuego. Eso significa que el blindaje del carro del candidato no es seguro (…) Ni el carro que usa el candidato ni el esquema de seguridad pueden garantizar la vida de Gustavo Petro”, según citó El Espectador.

La vicefiscal María Paulina Riveros, por su parte, indicó que junto con la incautación del vehículo, también están adelantando la recolección de testimonios y los videos de seguridad de los lugares que recorrió Petro en Cúcuta. Además, informó que está tomando muestras del material que impactó la ventana del carro.

Sin embargo, Petro ha criticado la actuación de la Fiscalía en este caso:

Entre tanto, el director de la Policía Nacional, general Jorge Nieto, indicó en Blu Radio una versión diferente: “La información preliminar que hemos evaluado es que no hubo disparos. Lo que se presentó está siendo evaluado en detalle”, y que pese a lo ocurrido, sus hombres “cumplieron con su deber”.

A esa versión se sumó el alcalde de Cúcuta, César Rojas, en la misma emisora: “Lo que yo he averiguado es que no fue un disparo, sino una piedra que se lanzó. Los disparos que hubo los hizo la Policía para dispersar a los manifestantes”, dijo.