Las fotos de las mujeres en bikini que reparten volantes del candidato por las calles de Santa Marta generaron rechazo por la forma en que las usan para hacer publicidad. Por eso, en redes sociales atacaron fuertemente a Germán  Vargas Lleras y a su campaña, pues les atribuyen esta idea.

De inmediato, Vargas Lleras publicó un comunicado en el que niega cualquier relación con lo sucedido y explica que su campaña se ha caracterizado por tener “el mayor respeto por las mujeres”.

Además, compartió un chat que, según él, es de un grupo de WhatsApp “de la campaña de Iván Duque y de Marta Lucía Ramírez”, y que allí se dan instrucciones de cómo supuestamente se debe ejecutar este plan para que genere un mayor impacto en la opinión pública.

El artículo continúa abajo

Lo que llamó la atención del candidato es que en el pantallazo que compartió aparece como sugerencia usar la etiqueta (hashtag) #MujeresMejorSinVargasLleras, misma que empleó Marta Lucía para criticar esta publicidad con mujeres y, de paso, decir que en su gobierno “la voz de ellas contará y lucharemos para que tengan los mismos salarios que los hombres”.

De hecho, esa etiqueta es la primera tendencia en Twitter (viernes en la noche).

Captura de Twitter Marta Lucía Ramírez

“Iván Duque y Marta Lucía Ramírez: ¡No todo vale en campaña! Exijo respeto para conmigo y los demás candidatos que aspiramos a la Presidencia de la República. Las autoridades tienen suficientes pruebas para hallar a los directos responsables de esta guerra sucia que sale de su campaña”, escribió.

Vargas también le preguntó a Ramírez si “¿será cierto que JJ Rendón, experto en propaganda negra le está prestando servicios a su campaña?”. Esto, debido a que el mismo Rendón aseguró, en una entrevista con Jaime Bayly, que está “colaborando indirectamente” para que Duque sea el ganador.

Así las cosas, y a tres semanas de las elecciones presidenciales, la pelea apenas comienza, aunque Ramírez ya tomó distancia de la acusación.