La información preliminar que entrega Blu Radio es que según fuentes cercanas al caso, a Aída Merlano la tuvieron que llevar de urgencias a la clínica debido a que presentó “síntomas asociados a problemas con los riñones”.

No obstante, la emisora dice que esta es una versión no oficial, y que habrá que esperar el parte médico para establecer su estado actual de salud.

Merlano estaba recluida en la cárcel El Buen Pastor acusada, según la Fiscalía, de encabezar una poderosa red que compró votos en las elecciones del 11 de marzo, y cuya sede para delinquir conocida como ‘Casa blanca’ estaba ubicada en Barranquilla.

A raíz de este escándalo de corrupción que la involucra, la electa senadora Merlano decidió entregarse ante las autoridades antes de que se hiciera efectiva una orden de captura.

El artículo continúa abajo

Luego, rindió indagatoria ante magistrados de la Corte Suprema de Justicia y allí se empezó a mostrar afligida y afloraron sus problemas de salud.

En esa indagatoria, Merlano solicitó a la Corte que también tuviera en cuenta que su hijo, de 14 años, tiene padecimientos de salud y que ella lo debe cuidar, argumento con el que quiso evitar que la enviaran a prisión.

De todas formas la Corte, que ya había suspendido una primera indagatoria por el estado de salud de ella, decidió que Merlano debe permanecer en prisión mientras avanza la investigación en su contra, pues consideró que la congresista podría tener injerencia en las elecciones presidenciales.

De acuerdo con Semana, por este caso también serán llamados a interrogatorio los empresarios de la Costa “Julio y Mauricio Gerleín”, considerados como ‘padrinos políticos’ de Merlano, y se les imputarán cargos a varias personas relacionadas con la compra de votos.