Estos son los nombres publicados en la columna titulada ‘Claro que hay por quien votar’. Para senado:

– Angélica Lozano (AV-10)
– Iván Cepeda (PDA-10)
– Iván Marulanda (AV-2)
– Jorge Enrique Robledo (PDA-1)
– Jorge Londoño (AV-5)
– Antanas Mockus (AV-1)
– Antonio Sanguino (AV-3)

Respecto a las Cámaras departamentales, sugiere:

– Raúl Delgado en Nariño
– Catalina Ortiz Lalinde en el Valle del Cauca
– Diego Cancino en Cundinamarca
– César Pachón o Wilmer Leal en Boyacá
– Julián Silva Cala en Santander
– León Fredy Muñoz o Jorge Gómez Gallego en Antioquia
– Germán Navas Talero, Alirio Uribe y Juanita Geobertus en Bogotá.

El artículo continúa abajo

Ávila justifica la ausencia de aspirantes de otros partidos, sin antecedentes de corrupción u herencias de “estructuras políticas criminalizadas”, a la forma del actual sistema electoral. “Otra de las ideas que hace mucho daño, es que generalmente, los partidos políticos que avalan más cuestionados colocan uno que otro candidato bueno, y mucha gente vota por ese candidato ejemplar, pero bajo nuestro actual sistema electoral eso lo que termina es jalonando a los bandidos. Por eso, aunque por ejemplo, exista gente buena en el partido liberal, no votaría por esa lista, porque al final se terminaría apoyando a bandidos”.

Exista o no un sesgo en su opinión, Ávila argumenta así su decisión de no votar por los partidos Cambio Radical, Centro Democrático, Partido de la U, Conservador y Liberal.