“Hice una reunión totalmente normal para poder ambientar la aprobación de unos proyectos de ley que tenemos que presentar en el Congreso, que reanuda sus trabajos la semana entrante, entonces algunos de diferentes sectores […] protestaron que estábamos haciendo algún tipo de intervención en política”, dijo Juan Manuel Santos.

El mandatario, que participó este viernes en la instalación Misión de Observación Electoral Internacional para los comicios, calificó las acusaciones de normales por estar en época “preelectoral” y por las “sensibilidades” que surgen alrededor de las votaciones.

“Eso es normal en cualquier época preelectoral […] pero lo importante es que cuando miremos para atrás podamos decir aquí en Colombia se hicieron unas elecciones seguras, las más seguras de los últimos tiempos; transparentes, las más transparentes de los últimos tiempos, y con todas las garantías”, agregó.

Según César Gaviria (1990-1994), jefe del Partido Liberal, Santos interfiere de forma “impropia e indelicada” en “el actual proceso electoral” al invitar a Iván Agudelo, candidato a senador por esa fuerza, “a reuniones donde supuestamente va a tomar decisiones de mecánica electoral”.

“No haremos parte de esa coalición con agrio sabor gubernamental que nos comprometa en el próximo periodo presidencial”, apostilló el expresidente.

Manifestó además que nadie del partido estará presente en ninguna reunión de la “vieja coalición” de Gobierno a la que pertenecieron los liberales para “apoyar el proceso de paz” con las Farc.

La coalición de Gobierno de Santos, llamada de la unidad nacional, estuvo conformada por los partidos Liberal, Partido Social de Unidad Nacional (Partido de la U) y Cambio Radical, con el apoyo de sectores conservadores y de izquierdas y le permitió al presidente ganar las elecciones del 2014.

El artículo continúa abajo

En la campaña de 2014 Gaviria tuvo un papel fundamental porque tomó las riendas de la candidatura de Santos, que había perdido la primera vuelta con el candidato uribista Óscar Iván Zuluaga, y lo ayudó a ganar la reelección en la segunda ronda, con lo cual se convirtió en uno de los políticos más influyentes en el actual Gobierno.

A su vez, Uribe, senador por el partido Centro Democrático, también rechazó anoche lo que llamó “otra interferencia ilegal del presidente de la República en el proceso electoral”.

“El presidente de la República convocó y realizó una reunión en la Casa de Nariño con representantes de partidos de la mal llamada unidad nacional con el propósito de frenar el avance del doctor Iván Duque (candidato presidencial) y el Centro Democrático”, manifestó el exmandatario en un video difundido en sus redes sociales.

Por ello instó a la Procuraduría (Ministerio Público) a abrir una investigación y pidió a los colombianos que “esta actividad ilegal” sea “sancionada”.

EFE