En 2017, el desempleo se ubicó en 9,4%, dos puntos porcentuales más que en 2016. Colombia siguió siendo, además, uno de los países más desiguales de América Latina y no logró impulsar el crecimiento de sectores como el turismo y el agro.

“En Colombia, alrededor del 10% de la población está desempleada y se calcula en 30 a 35% la población subempleada, lo que significa que entre un 40 y un 45% de los ciudadanos no tienen ningún ingreso o tienen unos ingresos muy precarios. Eso conduce a una situación de pobreza de una población muy importante”, afirmó César Ferrari, profesor titular de economía de la Universidad Javeriana, citado por Canal Capital.

Sumado a esto, el próximo presidente tendrá que combatir la desigualdad. Según una medición del Banco Mundial, a partir de los índices Gini, Colombia está en el décimo lugar de mayor desigualdad sobre 183 países en el mundo.

El artículo continúa abajo

“Las mujeres, los jóvenes, las víctimas del conflicto armado, las personas en condición de discapacidad son personas que por lo general reciben un salario mínimo. Ese salario mínimo en colombia no da para llevar una vida digna, para tener un futuro y dar una esperanza de una mejor vida, tanto para las personas que trabajan, como para sus hijos y las familias con las que conviven”, aseguró a ese mismo medio Alejandro Mattos, director para Colombia de Cuso.

Otro reto tiene que ver con que en los últimos meses el crecimiento económico del país, que venía en perspectiva positiva, se moderó notoriamente. Se redujo la inversión privada y el consumo, a raíz también de un menor nivel de ingreso nacional.

En el siguiente informe se detallan más de los retos que tendrá en materia económica el futuro mandatario colombiano:

Este domingo Colombia elige su futuro y Pulzo, Canal Capital, El Espectador y el portal KineyKe tendrán un completo cubrimiento periodístico con los resultados y el análisis de las elecciones.