Frente a las dudas que el candidato de la izquierda puso este fin de semana sobre el software que vigilará los comicios, registrará y digitalizará los votos, el registrador señaló que “los auditores de sistemas de las diferentes campañas han estado al frente de pruebas del software”.

También recordó que esas pruebas se hicieron el 24 y 25 de abril y los auditores estuvieron “presentes durante los simulacros que se llevaron a cabo para la funcionalidad del tiempo real de preconteo y escrutinio y su digitalización”.

El funcionario también destacó que en esas pruebas fueron testigos varios integrantes de la Organización de Estados Americanos y de la Unión Europea, y que si bien sí han tenido conocimiento de intentos de sabotaje cibernéticos a la plataforma principal, estos ya fueron neutralizados y la Policía está a cargo; pero que no hay riesgos en las bases de datos de la entidad.

De hecho, recordaron el balance de esos simulacros:

En ese sentido, Galindo invitó a Petro y a quienes tengan pruebas que demuestren un supuesto fraude que las muestren y denuncien:

“Quien tenga pruebas de que existen preparativos de fraude o que puede haber fraude que ponga las denuncias correspondientes. Pero mal servicio le hacen a la democracia colombiana esos cuestionamientos generalizadores carentes de soporte porque ya he mostrado cómo he venido desarrollando este proceso con todas las seguridades. No deben causarle más daño al país con temas infundados. Estas son las elecciones más seguras”.

El artículo continúa abajo

El registrador nacional también indicó que para estas votaciones hay inscritos 94.700 observadores electorales acreditados a los partidos. De estos, 34.500 son del Centro Democrático, 29.100 de la Colombia Humana y otros 26.100 de Mejor Vargas Lleras. Además enfatizó en que “hasta el próximo viernes a la 5 de la tarde se podrán seguir acreditando testigos para cada una de las mesas y las comisiones escrutadoras”.

Adicionalmente, hay 3.000 observadores de la Misión de Observación Electoral (MOE), 10.000 funcionarios del Ministerio Público, distribuidos entre la Procuraduría, Defensoría y las Personerías; y cerca de 200 más de la OEA y otras instituciones.

Por último, Galindo aseguró que no tiene actividad política ni afinidad con ninguna campaña o candidato, y que está concentrado en dar plenas garantías en las elecciones.

El fin de semana también se había pronunciado el Gobierno para rechazar las denuncias de Petro: