Los primeros aseguran que llegaron a las mesas, que les asignaron para servir como observadores de las elecciones al Senado y Cámara de Representantes, desde las 7:00 de la mañana y terminaron su obligación a las 6:00 de la tarde.

Durante ese tiempo, confirmaron a Pulzo tres personas que fueron elegidas como jurados, no les brindaron refrigerios y, por el contrario, muchos de sus familiares tuvieron que llevarles sus alimentos a los puntos de votación.

Algunas personas así se quejaron en las redes sociales.

Por otra parte, con videos y fotografías uniformados de la Policía Metropolitana mostraron que los alimentos que les ofrecieron en la jornada electoral estaban en pésimas condiciones.

El artículo continúa abajo

Varios policías denunciaron a este medio que el pollo asado que les brindaron como almuerzo durante su servicio estaba dañado (como se muestra en las siguientes imágenes) y provocaron indigestión en algunos de los que lo consumieron.

Cortesía: policías
Facebook

Por ejemplo, en un video difundido en Facebook, un uniformado de la Policía de Bogotá muestra cómo el jamón de su sándwich tiene pedazos de plástico.

Finalmente, Pulzo conoció que desde la administración de la institución la autoridad se excusó por los inconvenientes en los alimentos y envió un mensaje a los policiales en el que expresó:

“Ofrezco excusas en nombre de mi equipo de trabajo al comando, subcomando, comando operativo y a todos los policías que presentaron novedad e inconveniente con la alimentación en el servicio, por las fallas en que pudimos haber incurrido en la atención y distribución. Teniendo en cuenta que todo se debe a una acción no coordinada y no atendida por el contratista esta jefatura ya inició las acciones y está finalizando el informe jurídico y contractual por el incumplimiento del contratista”.