La mayoría tiene que ver con su programa de gobierno (que encarnan el miedo al ‘castrochavismo’), pero hay 2 en particular referidas a su vivienda: “¿Usted o su esposa estuvieron a punto de cobrar una vivienda en el norte de Bogotá por más de 1.700 millones el año pasado?”, preguntó en El Espectador.

“¿Tiene usted a su nombre o en el de sus esposa una casa de fin de semana en Chía valorada en cerca de un millón de dólares (Cerca de 3 mil millones de pesos)?”, agregó.

Las preguntas que formula Vélez han sido un rumor durante semanas, pero si él las formula es porque tiene algún dato más. De lo contrario, podría estar haciendo eco a alguna campaña de propaganda sucia. (Vea también: Por qué Petro se llevó paliza al querer medir su fuerza política con la consulta).

El artículo continúa abajo

Cada vez que se habla del patrimonio de Petro, se hace referencia más a las deudas que tiene por concepto de multas por su gestión en la Alcaldía de Bogotá, por lo que es poco probable que tenga bienes a su nombre, por el riesgo de ser embargados.

Esa podría ser una pregunta para el exalcalde de Bogotá: ¿tiene a su nombre bienes embargables para cubrir sus deudas por sanciones durante su gestión?

Solo 2 deudas, una por irregularidades en el subsidio de Transmilenio (217 mil millones); y una por irregularidades por la implantación del nuevo esquema de basuras (120 mil millones), suman 337 mil millones, según RCN Radio. Y no son las únicas.

Cuando la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) lo sancionó con 400 millones de pesos por el cambio del esquema de aseo de Bogotá, Petro dijo que su patrimonio se había extinguido.