“Doctor Sergio, uno de los temas más importantes para el emprendimiento de un país es el desarrollo de los mercados de capital, Colombia tiene menos de 80 empresas listadas y son muy pocas las que transan más de 5 millones de dólares, ¿qué piensa usted hacer para desarrollar los mercados de capital en Colombia?”, dijo el candidato Iván Duque.

Sergio Fajardo le hizo el quite a la pregunta del mercado de capitales y se aferró a la palabra que le decía algo: “emprendimiento”, y volvió por el camino de “cuando yo fui alcalde de Medellín y gobernador de Antioquia”.

“Primero hablemos de emprendimiento y de las diferentes formas de emprendimiento que hay en Colombia, porque para cada tipo de emprendimiento habrá cierto tipo de alternativas. Yo quiero empezar hablando por un emprendimiento que a veces no se menciona, que es el emprendimiento social, el que hicimos acá en Medellín. En los barrios más humildes construimos lo que se llaman los ‘cedezos’, y los cedezos son esos centros de emprendimiento zonal que busca alrededor de la comunidad en que está presente, convocarlos a que desarrollen sus habilidades. Desarrollamos un programa de formación. Creamos, y eso tiene que ver con esa financiación, la red de microcrédito, acompañado por instituciones que tienen programas de microcrédito, los articulamos todos para que trabajaran juntos y llevamos a esos centros populares, humildes, la posibilidad de iniciar un proceso de formalización, de mejorar las condiciones de vida de todas esas comunidades. Y después vamos subiendo en los diferentes niveles de emprendimiento, pasando por uno que hicimos, y que vamos a hacerlo en toda Colombia, el parque del emprendimiento, alrededor de la Universidad de Antioquia, e incorporando un nivel más sofisticado. Y desde eso, con Medellín avanzado, y esto lo podemos hacer en toda Colombia con la ruta N, que es un ejemplo de lo que ha hecho que esta ciudad sea reconocida como innovadora, que viene de todo ese trabajo que nosotros hicimos. Después vamos a convocar al sector financiero, a esas empresas, avanzar en financiación con todo lo que tiene que ver con el capital semilla. Buscar y convocar a los bancos para que tengan las líneas que se necesitamos para apoyar ese tipo de emprendimientos, pero lo que nosotros necesitamos es sembrar esas semillas para que el conocimiento se pueda transformar en actividades productivas. Y lo hemos hecho y funciona bastante bien”, dijo Fajardo en el debate.

¿Y la respuesta del mercado de capitales? Nada. Tanto que Duque, en el espacio para repreguntar lo hizo notar.

“Con el debido respeto no sentí que me contestó puntualmente la pregunta sobre el desarrollo de los mercados de capital, doctor Sergio: ¿cuál sería su estrategia para eso?”.

El artículo continúa abajo

Aunque es un tema abstracto para el elector promedio (seguramente en ese momento saltó a ver ‘Exatlón’ en RCN, ‘La Voz Kids’ en Caracol o ‘La casa de Papel’ en Netflix), el economista o experto que estaba escuchando a Fajardo le gustaría escuchar algo como que “el desarrollo del mercado de capitales es fundamental para que las empresas encuentren capitales frescos y más baratos. Incentivar a que más empresas vayan a la Bolsa de Valores debe ser un imperativo económico nuestro, pues es uno de los pilares de cualquier índice de competitividad de los países”.

Y podría haber hablado del concepto de seguridad jurídica, que es el pilar para incentivar el mercado de capitales. O algo como: “Las empresas deben creer en el mercado secundario para obtener democratización y capitales. Creer en la bolsa es creer en el país”. No importa si al votante y televidente promedio no entendía nada.

“Pues nosotros tenemos que avanzar en la construcción de una economía que inspire confianza y lo que se ha deteriorado en este momento es la confianza en nuestro país, en particular en los mercados de capitales. Tenemos que convocar la inversión en los diferentes frentes y capacidades que tiene nuestro país. Revisar cómo está funcionando la Bolsa de Valores, e invitar, con la comunidad internacional, a apoyar el emprendimiento que nosotros tenemos en Colombia”, dijo Fajardo, un poco vago, pero más decoroso.

Este es el video con la pregunta de Duque a Fajardo:

El video revela la expresión corporal de Fajardo al responder la pregunta y la contrapregunta, y no hay que ser experto en programación neurolingüística para advertir lo incómodo que se sentía el candidato (la mirada ida, el movimiento de cejas, el exceso de gesticulación con las manos) en esta pregunta puntual.