La primera pregunta se la formularon a Marta Lucía Ramírez, y fue sobre cuál era el objetivo de la visita que hizo junto a Iván Duque a los magistrados de la Corte Constitucional.

Ella, fiel a la tranquilidad que la caracteriza, respondió que la idea era reunirse con los magistrados para transmitirles el mensaje de que Duque “quiere fortalecer las instituciones” para gobernar en consensos.

Además, negó que el candidato quiera unificar las cortes, como se ha dicho.

“Estuvimos reunidos con los magistrados para decirles lo que quiere hacer el gobierno de Iván Duque, que es convocar de inmediato a los poderes públicos para que empecemos a trabajar estas reformas que el país necesita”, explicó.

Ramírez también aclaró que lo de unificar las cortes fue “una de las posibilidades” que propuso Duque, y que “si no hay consenso vamos a explorar juntos cuáles son las mejores opciones”.

Ángela María Robledo replicó estos argumentos y dijo que aunque la Colombia Humana de Gustavo Petro también contempla reformar la justica, lo que más le preocupa a su campaña y a la ciudadanía es lo que propone Duque: “revocar a la institucionalidad”.

El artículo continúa abajo

Entonces, la ‘vice’ de Gustavo Petro se dedicó a recordar los trinos y entrevistas en las que, según ella, Duque habló de “disminuir el tamaño del Congreso, revocar las cortes para poderlas modificar, que el fiscal dependa directamente del Presidente y tocar lo poco que se ha avanzado en el tema de la paz. Eso sí es verdaderamente una constituyente”.

Ese choque de posturas elevó la charla a discusión, y las dos empezaron a atacarse con las propuestas y hasta apoyos políticos que recibieron sus campañas, o incluso sobre los posibles acuerdos que hicieron para recibir tales apoyos.

Fue tal la discusión, que a lo largo del debate Marta Lucía Ramírez afirmó dos veces que ella no pertenece al Centro Democrático, el partido de Iván Duque y que lidera Álvaro Uribe Vélez, al que Ángela María Robledo lo tildó de “el innombrable”.

Tanto Ramírez como Robledo se ‘pisaron’ a la hora exponer sus ideas, y por eso la frase más repetida en el debate, de lado y lado, fue “déjeme hablar a mí también”.

Este es el debate que durante 45 minutos sostuvieron las candidatas a la vicepresidencia en Canal Capital: