Luego de recordar que en una entrevista en 1998 el fallecido Hugo Chávez le dijo que no se quedaría en el poder por más de 5 años, el periodista mexicano le preguntó a Petro si creía que el expresidente de Venezuela había sido un dictador.

En ese momento, Petro dijo que solo un presidente en Colombia varió la constitución para hacerse reelegir (en referencia a Álvaro Uribe) y luego empezó a evadir al tratar de responder sobre “lo que acontece en Venezuela”, punto en el que empezó a decir que la política está dividida por la cuestión del cambio climático.

Ante el intento de Petro de no responder, Ramos lo interrumpió y le preguntó de nuevo si Chávez había sido un dictador. Al respecto, el candidato dijo que al venezolano lo habían elegido elegido popularmente y que no hubo dudas sobre sus elecciones. El periodista lo interrumpió otra vez y le recordó este trino:

Luego, el periodista dijo que Chávez tuvo prisioneros políticos, censuró varios medios de comunicación y fue responsable de muchas muertes. Petro -otra vez tratando de no responder la pregunta- dijo que después de la muerte del presidente, una parte de Venezuela lo admira y otra parte no.

El artículo continúa abajo

Ramos trató de encarrilarlo otra vez, pero en este punto el candidato trató de evadir de nuevo, al decir que lo que propone para Colombia, a diferencia de Venezuela, es separar la economía del país del petróleo y el carbón (argumento que suele utilizar cuando lo tildan de chavista, centrándose únicamente en el aspecto económico, sin aclarar su posición sobre el sistema político autoritario que impera en Venezuela y que controla el Consejo Nacional Electoral y casi todas las instituciones del país).

Una vez más Ramos lo interrumpió para hacerle la misma pregunta sobre Chávez y, por fin, Petro dio luces al decir:

“A mí me parece que lo eligieron popularmente, y me parece que a su muerte, lo que está ocurriendo en Venezuela es el crecimiento de un autoritarismo que está acabando con todas las libertades públicas”.

Luego, sobre la Venezuela de Nicolás Maduro, Petro dijo que se la está carcomiendo la corrupción y el autoritarismo; y después, cuando le nombraron a Raúl Castro, presidente de Cuba, el candidato respondió más fácilmente que es el líder de un régimen sin libertades que “es una dictadura”.

Finalmente, Petro dijo que no le interesa reelegirse, ni siquiera si, estando en el poder, se lleva a cabo una asamblea constituyente, ya que su objetivo es “construir los pilares de una era de paz en Colombia”.