“Ciudadanos, con algunos compañeros del Centro Democrático hemos recibido una carta de población no heterosexual, en la cual manifiestan su apoyo a los doctores Iván Duque y Marta Lucía Ramírez. A título personal y por mi responsabilidad política en el Centro Democrático, expreso lo siguiente: Todo el respeto a la intimidad. Nuestro concepto democrático de seguridad nos lleva a rechazar amenazas contra cualquier colombiano. Las diferencias que existan en temas de adopción, matrimonio, aborto, deben respetar la Ley, la jurisprudencia, el diálogo de libertad de religión y de credo y el necesario respeto a la objeción de conciencia”, dijo el expresidente en la página del Centro Democrático.

El artículo continúa abajo

La interpretación de que ‘la objeción de conciencia’ es un desafío a las decisiones de la Corte Constitucional fue hecha en el editorial de El Espectador de este domingo.

“Varios proyectos de ley fallidos, pero que siguen entre las intenciones de los líderes políticos que representan grupos religiosos, han intentado crear reglamentaciones que permitirían, por ejemplo, que un notario se niegue a realizar un matrimonio porque considera que los ciudadanos con orientaciones sexuales diversas son antinaturales. En la práctica, eso significa que les exigiríamos a las personas LGBT pedir permiso para existir y ejercer sus derechos. Esta es la discriminación enmascarada en los discursos conciliadores”.