El también candidato por el Polo Democrático radicó en la Fiscalía dirigida al jefe del ente acusador, Néstor Humberto Martínez, para que atiendan estas situaciones, indicó Caracol Radio.

En el documento afirma que el robo del equipo se dio en su sede de campaña mientras su asesora fue a almorzar, y que “luego de revisar videos de seguridad y el modus operandi de quienes perpetraron” estos hechos,  “es evidente que hubo premeditación para ejecutarlos”, señaló la emisora.

El medio recordó también la gravedad de que la situación se presentara en días previos a las elecciones, la información sensible que maneja como facilitador de paz con el Eln, y de procesos judiciales, en especial uno tan delicado como las acusaciones de manipular falsos testigos que ha recibido y lanzado contra el también senador Álvaro Uribe.