En el texto, de tres páginas, Gustavo Petro hace una exposición detallada a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la “crisis de legitimidad que haría inviable” la democracia en Venezuela.

Luego, dice:

“El resultado de las elecciones presidenciales del 20 de mayo de 2018 en Venezuela no puede ser admitido como un fallo de la democracia. La traumática construcción de la democracia en América Latina nos ha enseñado que las crisis políticas no se resuelven, con menos, sino con más democracia”.

Para sustentar su argumento, Petro dice que “Venezuela ha violado en los últimos años, sistemáticamente, los derechos y garantías políticas de sus ciudadanos”, y que debería ser el poder judicial el que ejerza “una especie de ‘control de convencionalidad’” a las normas establecidas.

El candidato señala que el “encarcelamiento y la inhabilidad” política de Leopoldo López, el “encarcelamiento hasta forzar el exilio” de Antonio Ledezma e “inhabilitar” a Henrique Capriles son medidas que “resultan inadmisibles en una democracia”.

El artículo continúa abajo

Eso sí, Petro dice que mantendrá firmes sus “vínculos de hermandad” con el pueblo vecino, y aclara que rechazará “todo tipo de intervención extranjera”.

“Solo acepto como viables las vías civiles y diplomáticas. Rechazo tajantemente cualquier asomo de intervención militar”, finaliza el texto.

Sobre la problemática en el vecino país Petro habla en términos absolutos; pondera en términos de “democracia” y “Venezuela”, y en ningún momento hace explícita referencia a Nicolás Maduro, o a alguien en particular, como artífice de las trampas que le están haciendo a la democracia. En sus artificios de lenguaje ni siquiera habla de dictadura, sino que “Venezuela transita un doloroso camino de secuestro de la democracia”.

Donde sí hace un señalamiento explícito, desde luego cobijado en su condición de candidato a una semana de las elecciones, es a la supuesta complicidad de la Registraduría Nacional que, según dice, prepara “un monstruoso fraude para robarle las elecciones al candidato de la Colombia Humana”.