“El Ministerio de Hacienda solamente nos dio 26.450 millones de pesos”, aseguró Galindo, citado por Semana.

Según él, con base en esto, se hizo un cálculo de 15 millones de tarjetones por consulta, pero el número de votantes, al parecer, fue mayor al presupuestado.

Frente a esto, el Gobierno a través del ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, se libró de cualquier tipo de responsabilidad con el argumento de que se aprobó y giró lo que solicitó la Registraduría.

“El Gobierno Nacional apropió los recursos suficientes para que se imprimieran 30 millones de tarjetones para las consultas. Esos 30 millones fueron presupuestados. El Gobierno Nacional giró 26.450 millones de pesos, mucho más de lo que se había girado en la consulta de hace 4 años, monto que en ese momento fue inferior a 15 mil millones de pesos”, dijo Cárdenas en rueda de prensa.

El artículo continúa abajo

Según dijo, eso fue lo que solicitó la Registraduría y aprobó el Gobierno Nacional con el presupuesto mencionado.

Para Cárdenas, es evidente que el problema no fue el número total de tarjetones, 30 millones de tarjetones, sino su distribución.

“El Gobierno Nacional no tiene competencia en esa materia, la Registraduría es un ente autónomo que tiene la responsabilidad de conducir las elecciones”, agregó el Ministro.

Y sostuvo que a las personas que están diciendo que el problema fue de presupuesto, hay que responder de manera clara: “No fue de presupuesto. Vamos a ver cuántos tarjetones se utilizaron en la práctica”.

Esta es la rueda de prensa en la que el Minhacienda se refirió al tema: