Néstor Humberto Martínez se refería a la compra de votos en Barranquilla.

“Es una organización criminal dedicada a la compra de votos, con el organigrama, con manuales de funciones. El país va a quedar escandalizado cuando se conozca”, dijo Martínez en rueda de prensa, que recoge Noticias Caracol.

Luego, la Fiscalía también compartió esta información en su cuenta de Twitter, y allí precisó que las “prácticas nauseabundas” de corrupción electoral fueron descubiertas en las elecciones al Congreso, en Atlántico.

Con sus declaraciones, entregadas fragmentariamente (primero en un video, luego precisadas con un trino en Twitter), el Fiscal logró el efecto contrario al que decía buscar: que no lo acusaran de intervenir en política.

Sin embargo, el fiscal Martínez guardará esta información sensible hasta cuando se conozca el nombre del nuevo presidente de la República, permitiendo así que esa “organización criminal” siga impune y posiblemente pueda comprar votos para la segunda vuelta.

El comentario de Martínez es absurdo en la medida que da argumentos al eventual candidato perdedor de la segunda vuelta para no reconocer el triunfo de su contrincante, y por eso la excandidata vicepresidencial Claudia López reaccionó de manera airada en su cuenta de Twitter.

El artículo continúa abajo

A raíz de eso, cabe la pregunta de qué implica para el Fiscal la no participación en política. Con la elección de Presidente en curso era inevitable pensar que las acusaciones de intervención en política serían en favor o en contra de uno de los candidatos en contienda, Iván Duque, del Centro Democrático, y Gustavo Petro, de la Colombia Humana, o cualquiera de sus aliados.

La denuncia del Fiscal se une al escándalo de los formularios E-14 presuntamente alterados, denunciado en redes sociales, que dio lugar al pronunciamiento de la Registraduría Nacional.

También, a la red de corrupción descubierta en Barranquilla y que tiene en la cárcel a la electa senadora Aída Merlano.

Pero ni siquiera a precisión de que la compra de votos había sido en el Atlántico logró apaciguar los ánimos.

El periodista Félix de Bedout dio en el clavo cuando afirmó que lo que está en juego es la transparencia de la elección en curso.

Estas son otras reacciones ante la especulación que generó las declaraciones del Fiscal: