La afirmación la hicieron luego de las declaraciones del electo senador de la Alianza Verde Antanas Mockus en la que les pidió ir juntos a las elecciones presidenciales.

En primer lugar, De la Calle afirmó que él va a insistir en su candidatura porque hechos como la escasa votación de la Farc en las elecciones parlamentarias muestra que no fueron ciertas las afirmaciones de sus contradictores sobre que “estaban entregando el país” a la exguerrilla, y que contrario a eso se demostró que el proceso de paz fue “exitoso”, aseguró en W Radio.

También aseguró que él llamó a Fajardo “en el momento en que era más oportuno y hubiera sido más fácil hacerla [una alianza] en el pasado”. De la Calle indicó que “sí hay identidades [con Fajardo] pero no hay ninguna decisión” y que no habla con él hace varios meses.

“Yo en este momento, sobre el radar, no tengo camino distinto al de ir a la primera vuelta con el partido liberal. Me preocupa que haya un riesgo jurídico y tengo que evaluarlo”: De la Calle.

El artículo continúa abajo

El riesgo al que se refiere es sobre las leyes que establecen que por haber sido elegido en una consulta obligatoriamente debe ir a elecciones como candidato y también cabe la posibilidad que tuiviera que devolver el dinero que el Estado invirtió en la consulta del Partido Liberal, aunque según dijo, él tiene una interpretación diferente, pero debe revisarlo detenidamente.

Al respecto, Fajardo afirmó en la misma emisora que si De la Calle se “quiere adherir” a su campaña es bienvenido y que será él que defina los temas legales y “si él dice que se puede”, le cree.

Enfatizó en que no se sabe “qué puede pasar más adelante”, pero él va a seguir haciendo las cosas “sobre el trabajo, no sobre la especulación y la habladera”.

“Nosotros estamos concentrados en la campaña de primera vuelta. Humberto de la Calle es un hombre decente, valioso, no tengo la menor duda de reconocerlo. Hace tiempo no hablamos. No tengo problema en hablar con él, pero él está en su campaña y yo estoy en mi campaña”.