Saludamos la sólida democracia de Colombia y reafirmamos nuestra admiración por su pueblo e instituciones. Estados Unidos espera profundizar nuestra vibrante asociación basada en nuestros valores democráticos compartidos”, apuntó la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, en el comunicado.

“Trabajaremos con el presidente electo Duque para apoyar los esfuerzos de Colombia en combatir el narcotráfico, fortalecer la seguridad, proteger los derechos humanos y garantizar la paz justa y duradera que su gente merece”, aseguró.

El artículo continúa abajo

La portavoz insistió en que “Colombia continúa siendo un ejemplo de los ideales que inspiran” el continente a través de “una democracia con elecciones libres y justas” y con “la participación pacífica de todos los líderes políticos y partidos”, además de la observación local e internacional “creíble”.

Nauert también subrayó “el respeto por la voluntad del pueblo” que se ejerce en Colombia, así como “la protección de las libertades fundamentales de asociación y expresión”.

Duque, que el 17 de junio ganó las elecciones presidenciales frente a Gustavo Petro, afirmó en su primer discurso tras los comicios que es necesario superar la fractura existente entre amigos y enemigos de la paz e hizo un llamamiento a la unidad para superar la polarización en el país.

El presidente electo, miembro del Centro Democrático, se hizo con la victoria con más de 10,3 millones de votos, mientras que su rival, el candidato de la Colombia Humana, obtuvo algo más de 8 millones.