Fajardo agradeció a los 4,3 millones de personas que votaron por él y a quienes lo acompañaron durante la campaña.

“Le mostramos a Colombia lo que significa el poder de la convicción la fuerza de la esperanza”, afirmó, y reconoció el resultado de las votaciones, enfatizando en que no tiene ninguna objeción.

Cuando felicitó a los candidatos ganadores, Fajardo exaltó que tuvieron una relación muy cariñosa entre ellos durante la campaña y dijo que hay que aprende a ganar y perder.

“Tenemos que cuidar a nuestro país, tenemos que cuidar nuestra coalición. A todas las personas que votaron por mí, que votaron por nosotros, son votos libres, votos construidos por nuestro entusiasmo, por nuestra convicción”, sostuvo.

El artículo continúa abajo

También enfatizó en que la política no debe ser un sinónimo de vergüenza y en la necesidad de seguir creciendo su partido para llegar a todos los rincones de Colombia.

Durante su discurso les agradeció a los votantes de Bogotá. “Esta ciudad nos ha honrado a nosotros dándonos la votación más alta, para nosotros es un orgullo decir Bogotá está con nosotros”, dijo Fajardo.

Finalmente, su discurso se centró en el cuidado al país y a sanar las heridas.

“No podemos descansar un minuto en la lucha contra la corrupción. En el Congreso nos representará un grupo muy selecto de personas, quienes van a representar los valores de esta coalición”, agregó.

Y enfatizó en un mensaje de motivación para todos los votantes.

“El mensaje es darle la oportunidad a la inteligencia, la educación, al talento, nosotros no podemos descansar un minuto”, sentenció.