El video muestra que una mujer se acerca a la mesa y pregunta: “¿por qué está tapada la de Petro y esta está destapada (consulta de la derecha)”.

Una mujer que está en la mesa responde, en pocas palabras, que esa la entrega cuando la piden, y a la vez retira unos documentos que están sobre las tarjetas de esa consulta.

La denunciante que graba el video le reprocha y le dice que mientras cubra esos tarjetones “la gente no puede ver las dos consultas”.

Esta información fue publicada en Twitter por la cuenta ‘Yo voto por Colombia Humana’, y la replicó el candidato Gustavo Petro.

También apareció otra grabación en la que una mujer denuncia un supuesto fraude en puestos de votación del colegio San Juan de Damasco, en Cartagena, pues asegura que al buscar entre la basura que dejaron allí encontró tarjetones rotos y quemados que supuestamente habían sido marcados a favor de Gustavo Petro y de Alejandro Ordóñez.

La mujer dice que decidió llevarse las cajas y bolsas de basura para revisarlas en la casa debido a que “el portero (del colegio) empezó a molestar porque estábamos buscando en la basura”.

Al destapar bolsa por bolsa, la denunciante saca varios tarjetones rotos y quemados que están marcados.

El artículo continúa abajo

Pese a que en redes sociales destacan la denuncia de la mujer por considerar que les hicieron “fraude” a los candidatos, hay quienes desconfían porque creen que no hay un contexto claro de la situación y que pudieron haber puesto ese material allí “a propósito”.

Lo que sí es claro es que hubo anomalías con los tarjetones el día de las elecciones, pues primero se denunció que en poco más de 20 mesas escasearon los de la consulta de la derecha y hubo que sacar fotocopias.

Al siguiente día (lunes) el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, anunció que sobraron unos 20 millones de los 30 millones de tarjetones que se imprimieron para las consultas, informó El Espectador.

También, la Procuraduría General compartió un video de una denuncia en la que se muestra que algunos jurados en Medellín habrían manipulado tarjetones para aparentemente esconderlos.