El impedimento para que Antanas Mockus asuma su curul tiene que ver con la representación legal de la corporación Corpovisionarios, ya que esta tuvo contratos con la Gobernación de Cundinamarca dentro de los seis meses anteriores a las elecciones del pasado 11 de marzo.

El caso Mockus quedó en manos del Consejo Nacional Electoral (CNE), que si bien la semana anterior aplazó su decisión mientras se recolectaban más pruebas, como lo solicitó la Procuraduría, este martes podría pronunciarse definitivamente para establecer si puede o no el senador electo asumir su cargo.

Pero la situación en este caso no pinta muy bien para Mockus, pues según informó W Radio los magistrados del órgano electoral ya están estudiando una nueva ponencia para tomar una decisión.

Esta ponencia, dice la emisora, va en el mismo sentido que la anterior: que existen pruebas suficientes para demostrar que Mockus habría violado la norma porque no renunció a la corporación dentro del tiempo que establece la ley, y que aun así Corpovisionarios siguió contratando con el Estado.

El artículo continúa abajo

Pero Antanas Mockus rindió versión libre ante el CNE y allí explicó que él no firmó ningún contrato entre Corpovisionarios y la Gobernación de Cundinamarca, y que desde el 19 de marzo de 2018 está desvinculado de esa organización.

“Desde el 4 de septiembre del año 2006 (mediante Resolución 001) se encuentra delegada dicha representación legal en el Director Ejecutivo, motivo por el cual no he firmado uno solo de los contratos y convenios que la Corporación ha celebrado y ejecutado a lo largo de estos 12 años. En cuanto se refiere al señor Henry Samuel Murraín Knudson, él fue nombrado director Ejecutivo de la Corporación el 9 de octubre de 2014”, afirmó Mockus, según cita RCN Radio.

Así las cosas, este martes se sabrá si el CNE reconoce o no la elección de Mockus, o si nuevamente aplaza su decisión.