El proceso comenzó a mediados de marzo cuando el presidente del Banco Agrario, Luis Enrique Dussan, envió una carta al Consejo Nacional Electoral denunciando que Jorge Federico Ramírez, el gerente de la campaña del partido Farc, retiró de la cuenta los 5.548.342.960 millones de pesos en una sola transacción.

En ese momento, el magistrado Novoa asumió el caso y explicó que evaluaría las pruebas para determinar si era necesario abrir una indagación preliminar que posteriormente diera paso a una investigación formal. Luego de ese proceso se determinaría si se formulaban cargos por un eventual mal manejo de los recursos destinados a la campaña política del partido o si se archivaba el proceso.

Sin embargo, la magistrada Gómez pidió a la sala plena del CNE que aprobara congelar la cuenta porque “se puede perder”, pero la solicitud no contó con los votos necesarios y debió aplazarse la decisión hasta que un conjuez resuelva la votación, señaló Caracol Radio.

Adicionalmente, Bancolombia envió una petición al CNE para saber si permite que se haga movimientos con el dinero depositados en la cuenta personal de Ramírez. El magistrado Emiliano Rivera explicó en Blu Radio que busca devolver el dinero a la cuenta original que está a nombre del partido y no en la que está actualmente a nombre de un particular porque se puede estar configurando un peculado en favor de terceros.

Rivera agregó: “El banco de Colombia tiene mucha angustia con los recursos que están siendo manejados en la cuenta de un particular pero que son recursos públicos. Un magistrado dilato la decisión, quería que esto se tomara hasta 48 horas después de radicado el proyecto que presentó la ponente y adicionalmente porque no alcanzaron los votos. El problema es que después no se le puede hacer seguimiento a esos recursos. Bancolombia tiene la gran preocupación porque con esos recursos públicos, desde esa cuenta, se están autorizando unos giros”.

Sin embargo, en la votación de la sala plena el magistrado Novoa presentó un salvamento de voto argumentando que está adelantando la indagación preliminar y que no se puede decretar el congelamiento de las cuentas bancarias de los partidos a través de un concepto porque se estaría violando el debido proceso, agregó ese medio.

En ese sentido, Novoa pide que se respete el trámite de la indagación que el lidera y el estudio de las pruebas para saber si abre la investigación formal al partido Farc.

El magistrado señaló: “El banco de Colombia nos ha reportado los movimientos del partido. Ningún movimiento de ese partido se puede hacer si el banco previamente no autoriza cheques de gerencia con un destinatario concreto y de esa manera el CNE no le ha perdido la trazabilidad al dinero que no se está moviendo en efectivo, sino previa la verificación de la entidad bancaria”.

Por su parte, Carlos Antonio Lozada, que será senador en el próximo periodo legislativo, señaló en Blu Radio que la investigación no tiene ningún fundamento y que no existe nada oscuro en el manejo de la cuenta porque tienen todos los movimientos sustentados con soportes que entregaran a las autoridades electorales.

Cabe recordar que todos los partidos y candidatos deben reportar su informe de ingresos y gastos al CNE, dos meses después de ocurrido el certamen electoral. En este caso, ese plazo se vence el próximo 11 de mayo.

Lozada afirmó en la emisora que el dinero se sacó de la cuenta porque entendieron que pasadas las elecciones legislativas no podrían hacer uso de esos recursos. Por esa razón, el gerente de la campaña decidió trasladarla y tener la posibilidad de acceder a ese dinero para pagar parte de las deudas de la campaña política que les costó cerca de 8.800 millones de pesos.

El también integrante del Consejo Político de la Farc aseguró que no han podido cancelar “los compromisos adquiridos en desarrollo de la campaña” porque el banco no les permite hacer los desembolsos y otras transacciones pues el CNE está pidiendo devolver los recursos al Banco Agrario.