López se refirió a la columna que escribió De la Calle en el diario El Tiempo este lunes “en la cual detalla por qué no le gusta la candidatura de Iván Duque y se centra en el tema de la paz. Al culminar el artículo invita a la sociedad a organizarse para que la paz no se vaya a quemar en la puerta del horno”, indicó la exministra, en Blu Radio.

En ese sentido, dijo que lo invita a tomar “una decisión oportuna en materia de votación en la segunda vuelta presidencial” y le hace una “solicitud respetuosa de reconsideración de su posición porque no hay que esperar a después de las elecciones cuando sea mucho más difícil organizar a nadie alrededor de la paz completa”.

Sin embargo, cabe la posibilidad que De la calle le haya contestado anticipadamente con el mismo texto al que ella hace referencia.

El artículo continúa abajo

En ese texto, titulado ‘Elecciones y paz’, el excandidato aseguró que las propuestas de Duque “generan un riesgo enorme de destruir lo logrado en la búsqueda de la paz” y señala que “la base de esa organización [la Farc] tiene un gran incentivo para regresar a las armas. Bien rearmándose, como ya ocurre en algunos sitios. O ingresando a otros grupos”, si se modifica la matriz esencial del acuerdo.

De la Calle también resalta: “Dice Duque que mentimos cuando garantizamos que nadie autor de grandes crímenes podía participar en cargos de representación. Que, en cambio, será generoso con la guerrillerada rasa. Pero ¿quién sino la JEP puede concretar la responsabilidad de cada guerrillero?”. Y añadió:

“Sin embargo, este punto ha sido bien resuelto por la Corte Constitucional. Si alguno de los congresistas de la Farc es condenado, deberá cumplir su sanción. Pero eso no lo puede decidir de antemano el Presidente a dedo. Porque eso implica eliminar de un tajo toda participación política de quienes han dejado las armas. Así no habrá paz. Será un incentivo para el rearme de las disidencias. Y veremos una diáspora inorgánica de criminalidad, frente a la cual no habrá con quién adelantar una negociación. El próximo gobierno y otros más tendrán el desgaste de una guerra de atrición de una duración más larga de lo que imagina el delirio militarista”.

Además, criticó que “Duque no ha entendido que el contenido reparador de las sanciones mira el interés de ellas [las víctimas]”, y que su propuesta de “llevar a los cabecillas a La Picota puede satisfacer el instinto retributivo de parte de la sociedad, genera aplausos; pero poco contribuye a la verdad y la reparación”.

En ese orden de ideas, López señaló en la emisora que esas consideraciones confirman que para De la Calle, “la política de Duque no es la más acertada en el contexto del cumplimiento e implementación de los acuerdos”.

Por eso, la exministra, que ya anunció su voto por Petro, dijo que lo invitaba a analizar la posibilidad de modificar su voto en blanco, porque a ella le quedó la sensación que sus argumentos iban en esa dirección, porque el apoyo a esa opción en este momento “puede interpretarse como un apoyo a la posición mayoritaria”, que es la de Duque, y con eso se confirmarían todos los riesgos a la paz que él plantea.