Según La W, tras hacerse pública la grabación en la que llama al expresidente “viejo cacorro”, y lo tilda de “irrespetuoso”, y además se queja de un supuesto desplante de la señora Martínez, Carlos Peña renunció a su cargo en el Centro Democrático.

Aunque no se detalla la fecha en que se dio esta conversación, durante la misma se hace mención al “próximo presidente”, que se posesionaría en agosto, lo que hace suponer que la charla filtrada se da en medio de la presente coyuntura electoral.