El enfrentamiento se inició con la pregunta, escrita por anticipación por los organizadores, de si consideraba que la pauta publicitaria oficial era un riesgo para la independencia de los medios de comunicación y la libertad de expresión.

Vargas Lleras aseguró que la pauta publicitaria no es un riesgo ni para la independencia ni para la libertad de expresión, sino todo lo contrario, un apoyo para los medios sino porque están pasando momentos difíciles. “Lo que sí debe ser es equilibrada, apoyar a todos los sectores, independientemente de su ideología, de que sean o no oposición al gobierno”, dijo Vargas Lleras.

Fajardo, por su parte, cree que es otra forma de mermelada que hay que combatir.

El artículo continúa abajo

“La publicidad se ha convertido muchas veces en una herramienta para forzar apoyos en los medios de comunicación… Para nosotros la publicidad hace parte de la expresión de nuestro proyecto político: todos tienen las mismas posibilidades de participar en la asignación de recursos por parte del Estado para difundir nuestras ideas y proyectos, pero precisamente es alrededor de ideas y proyectos… Como hemos hecho siempre, con transparencia, meritocracia, nosotros no tenemos que pagarle nada a nadie, a ningún medio, a ningún grupo empresarial”.

Pero en su réplica, Vargas Lleras lo atacó:

“Doctor Sergio: usted es el menos indicado para hablar de la publicidad oficial. Como mandatario fue el que destinó el mayor presupuesto de la gobernación de Antioquia a temas de publicidad”.

Fajardo respondió que esa era una mentira, cuyo origen atribuyó a un auditor general de la República, y ficha de Vargas Lleras. “(Ese auditor) hizo una acusación falsa acerca de la forma como nosotros usamos la publicidad en la gobernación de Antioquia… (Vargas Lleras) está mintiendo y ese señor mintió”.

El intento de Vargas Lleras de presentarse como el candidato de centro claramente es una estrategia, resultado de que no pudo posicionarse como el candidato de la derecha, lugar que ocupa Iván Duque. A eso, muchos le atribuyen sus cambios de posición en particular sobre el tema de la paz. Vargas Lleras, con las recientes adhesiones de los partidos de la U y Conservador, se ha visto avocado a buscar los votos de centro que supondrían el fuerte de Fajardo.