La investigación, que incluye al actual mandatario Rafael Martínez, también se refiere obras inconclusas que no recibieron supervisión y que fueron pagadas con anticipación a los contratistas a los que se les adjudicaron las obras de puestos de salud en Taganga, Bastidas, La Paz, Mamatoco y María Eugenia.

Caicedo y Martínez fueron detenidos el pasado 28 de noviembre y dos días después recuperaron su libertad por falta de pruebas, por decisión de un juez.

La anulación de ese fallo significa que el proceso se devuelve a la etapa en la que la Fiscalía debe aportar las pruebas que los inculpa y la audiencia para definir si se les impone medida de aseguramiento, por lo que podrían regresar a la cárcel, señaló W Radio.

El artículo continúa abajo

“Ahora la Fiscalía deberá trasladar las pruebas con las supuestas anomalías que se registraron en el proceso de contratación aludido en el que además del alcalde y el dirigente político, están implicados cuatro personas más”, agregó El Heraldo.

El precandidato del movimiento Fuerza Ciudadana dijo en declaraciones a medios: “Este proceso que han montado es un  proceso que tiene connotaciones políticas”.

Agregó que las obras sí se ejecutaron y asegura que todo se trata de un montaje: “En la medida en que presenten las pruebas haremos los descargos y ahí están nuestras obras. En el caso del Magdalena el clan que dirige el departamento y sus aliados políticos están en Cambio Radical, que tienen presencia desde ese partido en la Fiscalía y lo hemos denunciado. Todos los ataques y montajes proceden de ese núcleo, de ese clan, y de ese sector político”.

La decisión judicial se conoce dos semanas antes de la consulta popular que definirá el candidato único de la izquierda entre Caicedo y Gustavo Petro.