De esos municipios, un total de 87 están calificados en riesgo extremo en 13 departamentos, que son Antioquia (20 municipios); Bolívar (13); Chocó (12); Nariño (10); Norte de Santander (8); Cauca (7); Arauca (5); Guaviare (4); Caquetá (3); Meta (2) y Casanare, Putumayo y Risaralda (con 1 cada uno), informó el defensor Carlos Negret en rueda de prensa.

El funcionario agregó que hay 91 municipios en riesgo alto (18 departamentos) y 109 en riesgo medio (22 departamentos), y le hizo un llamado al Gobierno nacional para que tome todas las medidas de protección y todas las garantías de seguridad, tanto para candidatos como para electores.

Según el reporte de la entidad, los grupos armados ilegales que más riesgo causan son el Eln (en 148 municipios); Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) (127); disidencias de Farc (78); otros grupos posdesmovilización (70) y el Epl (17).

El artículo continúa abajo

La Defensoría identificó que los grupos posdesmovilización de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) “podrían incidir la Costa Caribe, Antioquia, Chocó, Valle del Cauca, Nariño, Meta y Guaviare. Las disidencias de las Farc han atacado a exintegrantes de esta misma guerrilla y han restringido a las comunidades que realizan proselitismo a favor del partido Farc en Nariño, Putumayo, Cauca, Chocó y Antioquia. Y en cuanto al EPL, en sus zonas de influencia en Norte de Santander han promovido la ‘abstención activa’”.

Estos grupos atentan contra la población en diferentes formas como amenazas contra personas o movimientos políticos; constreñimiento al sufragante; perturbación del certamen democrático y restricciones a la movilidad.

Negret aclaró que “ningún grupo armado ilegal, a la fecha, ha manifestado públicamente querer atentar contra el certamen electoral, no obstante, su simple presencia, así como las acciones desplegadas recientemente, pueden afectar la libertad de los electores y de los candidatos en este proceso democrático”.