Desde que se había escrutado el 20 % de las mesas en la capital del país, se comenzó a ver una tendencia irreversible en la que Petro le ganaba 57 % contra 37 % a Duque: “En algunos sectores su gobierno (el de Petro) fue bueno y la gente lo quiere. No hubo ejecución, pero no fue una alcaldía corrupta”, opinó Fandiño.

El artículo continúa abajo

Eso contrasta con otra posibilidad, y es el apoyo que en los días previos a las elecciones de segunda vuelta recibió Gustavo Petro por parte de la exfórmula vicepresidencial Claudia López y por Antanas Mockus, el segundo senador más votado en las pasadas elecciones legislativas y muy recordado y querido como alcalde de Bogotá.

No obstante, la ventaja de Petro en Bogotá no fue suficiente, si se compara con otras regiones, como Antioquia, donde Duque ‘barrió’ en preferencia de los electores.