La mayoría de las cosas que dijo Gustavo Petro en la entrevista, que comenzó un poco tensa entre el político y el periodista Darío Arizmendi, y que llamaron la atención de los asistentes están relacionadas con la economía, aunque hubo otras que los dejó pensando a todos.

Por ejemplo, el hecho de que cuando se le preguntó si lo que estaba proponiendo era un proyecto para cuatro años, respondió: “No, no, no, no. Este es un nuevo modelo que hay que desarrollar en por lo menos en 10 años”, dijo Gustavo Petro, citado por Arizmendi, que también recordó haberle preguntado: “¿Y usted entonces se va a quedar diez años?, y sonrió”.

“¿Ah, una constituyente para que se permita la reelección y para que usted continuara en el poder?”, le preguntó Arizmendi. Y Petro respondió, según el periodista: “No necesariamente yo. Puede ser otro que represente mis ideas del nuevo modelo de desarrollo político, económico y social; puede ser un liberal, puede ser un conservador”.

El artículo continúa abajo

“Que nadie se llame a engaño. Él de frente dice: esto no es para cuatro años”, concluyó en esta parte Arizmendi.

“Así empezó Chávez, diciendo que no iba a perpetuarse en el poder”, recordó César Moreno, y citó la célebre entrevista que Chávez le concedió al periodista Jorge Ramos, en la que aseguró que solo duraría cuatro años en el poder.

Arizmendi también trajo a colación las inquietudes de José Manuel Restrepo sobre cómo va a financiar Petro el hueco en el presupuesto de siete billones de pesos que hay para este año, y el de 9 billones de pesos que va a quedar el año entrante. “Él no supo contestar”, dijo Arizmendi. “Volvió a su modelo del aguacate, de la agricultura, de no políticas extractivas, de no petróleo ni minería. Y eso no se monta ni en cuatro ni en diez años”.

A Darcy Quinn le inquietó la posibilidad de subir los impuestos prediales rurales, con la excusa de que algún día va a comprar tierras de los grandes propietarios. “Eso afectaría a una buena parte de la población colombiana”, afirmó.

También, el tema de las energías limpias y renovables, porque Petro “tiene un muy buen discurso que llega a muchas personas: todos estamos pensando en el planeta, todos estamos de acuerdo con él, pero no se sabe cómo se va a hacer esta transición. Pareció que estaba soñando y nos estaba poniendo a soñar a todos”.

Hernando Herrera dijo no entender bien la diferencia entre comprar caro y expropiar, ni la defensa de Petro en el tema de San Andrés, que “no está ligada a un tema jurídico, sino económico, porque dice que esa zona es pretendida por Nicaragua para explotarla en materia petrolera”.

A César Moreno también le llamó la atención la fijación de Petro con Álvaro Uribe: “Le preguntaban por lo de las tierras, por lo de Carlos Ardila Lülle (Incauca) y contestaba: ‘Y también a Uribe’. Lo mencionó 9 veces”.

Y Érika Fontalvo puso su foco sobre el hecho de que Petro habló de la transición de Ecopetrol en un plazo de 10 años, “pero no da opciones para ver cuál sería el ingreso que recibiría el país si abandona el petróleo. Y la incertidumbre sobre de dónde van a salir los recursos para comprar las tierras improductivas que plantea”.

El segmento lo cerró Arizmendi recordando que le dijo a Petro que su secretario de Movilidad está preso, pero el candidato respondió que había sido absuelto. Sin embargo, el periodista consultó con la Fiscalía, donde le confirmaron que, efectivamente, ese exfuncionario está en la cárcel.