El alto tribunal tumbó el numeral 2 del artículo 77 del Código Sustantivo de Trabajo que establecía ese periodo de prueba y la Universidad Externado pidió que se declarara inexequible por la diferencia con el tiempo que se le da a una persona dedicada a otras labores.

La institución argumentó que se le estaba dando un trato desigual y desprotección frente a otros empleados.

Por otro lado, la Universidad del Rosario señaló que debía especificarse que el trabajo doméstico no podía equipararse con los realizados en fincas, empresas y fábricas; y la Universidad Libre consideró que es más beneficioso como estaba y debería dejarse tal cual, puntualizó Caracol Radio.

El artículo continúa abajo

Sin embargo, en la discusión, los magistrados señalaron que ese periodo puede pactarse, pero que si no se deja claro en un contrato con todas las garantías de la ley, se entenderá que el contrato queda establecido a término indefinido.

Por esa razón, aclaran que esto debe quedar por escrito, pues si se hace un vínculo laboral de forma verbal, la figura del periodo de prueba no existirá.

La Procuraduría considera que se debería mantener la norma por ser una garantía para la protección de estos trabajadores:

“Un periodo de prueba inferior genera mayor estabilidad laboral, lo cual parte del reconocimiento de la condición de grupo de especial protección de las trabajadoras y trabajadores del servicio doméstico”, señaló el procurador Fernando Carrillo, citado por Blu Radio.