“Personalmente, yo creo que es bajito (el mínimo), que con ese dinero no se puede comprar lo que se necesita para vivir de manera normal. Muchos dicen que hay varios salarios en una misma familia, eso puede suceder, pero creo que los trabajadores se merecen un salario más alto”, afirmó la Ministra de Trabajo, citada por el diario La República.

La posición de la funcionaria frente al tema no deja de ser polémica si se tiene en cuenta que, en varias oportunidades, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, ha dicho que el salario mínimo en Colombia es alto. Ante esto, Arango asegura que hay una contradicción fuerte entre quienes piensan que es alto y quienes, como ella, enfatizan en que el monto no les alcanza a los trabajadores para comprar la canasta familiar.

Salario mínimo

Artículo relacionado

¡Fin de los rumores! Esto es lo que subiría el salario mínimo el próximo año

La Ministra también se refirió a la propuesta que el expresidente Álvaro Uribe lanzó hace varios meses, consistente en subir el salario mínimo de forma extraordinaria para los trabajadores colombianos.

“Es un tema que hay que estudiar más porque tiene un impacto fiscal en el Gobierno y en las empresas. Apenas estamos empezando la mesa de concertación pero todavía no hemos iniciado ese punto”, sostuvo la funcionaria.

Salario mínimo, Alberto Carrasquilla

Artículo relacionado

Ministro de Hacienda reiteró que, para él, el salario mínimo en Colombia es muy alto

La discusión del aumento al salario mínimo toma fuerza por estos días en el país. Incluso, este lunes se conoció que el incremento para el 2019 sería mínimo de $ 39.000 y máximo de $ 78.000, dependiendo del posible acuerdo al que lleguen los trabajadores, Gobierno y gremios, informó El País, de Cali.

Aunque por ahora todos los jugadores han puesto las cartas sobre la mesa, aún no hay una que tome más fuerza. De hecho, uno de los puntos que también se empieza a analizar es el efecto de la ley de financiamiento, pues la reforma tributaria sería un factor que influya a la hora de llegar a un consenso.